Soy agua y del desierto vengo

Soy agua y del desierto vengo



Acrílico e hilo bordado sobre lienzo

2021

90 x 90 cm

 

El desierto es un espacio dicotómico. Un lugar solitario donde las temperaturas extremas, que cambian según la presencia de los cuerpos celestes, determinan el estilo de la vida silvestre. 

Un lugar que cuando cae la noche, se vuelve frío y desolado, pero con cada amanecer, la vida renace y el calor del sol penetra la piel de la fauna.

Un lugar donde las cactáceas son quienes están presentes todo el tiempo debido a su incapacidad de desplazamiento, desarrollando una adaptación a los climas extremos para resistir y existir. 

Es parte de la condición humana aprender a darle un propósito a nuestra existencia, y a pesar de su maleabilidad, mantenerla presente en los altibajos de la vida. Aprender a adaptarnos como las cactáceas. Albergar agua en un lugar que se creía seco. Esa chispa de potencial fructífero siempre radica en el interior. Soy agua y del desierto vengo.

 

***

Blog del proceso aquí